Croissant

Cómo hacer croissant

Croissant en Thermomix

La Thermomix es una auténtica sorpresa porque podemos preparar un gran número de elaboraciones gastronómicas, desde deliciosos platos de cuchara hasta elaboraciones como la que vamos a enseñaros a hacer en este artículo, unos deliciosos croissants.

Para hacerlos necesitaremos:

Croissant en Thermomix
  • Medio kilo de harina de fuerza.
  • 250 miligramos de leche entera.
  • 75 gramos de mantequilla.
  • 200 gramos de mantequilla.
  • 50 gramos de azúcar.
  • 25 gramos de levadura.
  • Un huevo.
  • Una yema de huevo.
  • Una cucharada de sal.

Modo de elaboración

El primer paso es tamizar la harina para evitar que puedan formarse grumos t tras ello disolveremos la levadura en la leche a temperatura ambiente.

En el vaso de la Thermomix pondremos la mantequilla atemperada, el azúcar, el huevo y la sal. Programaremos 10 segundos a velocidad 6, con lo que nos quedará una mezcla homogénea.

Continuaremos añadiendo la leche con la levadura bien disuelta así como la harina. Programaremos durante 25 segundos a velocidad 6 y con ello ya tendremos preparada una masa, con lo que llega el momento en espolvorear harina por una superficie de trabajo y amasar con nuestras propias manos, pero no sin antes hacer una bola con la masa y hacerle una cruz profunda con un cuchillo.

Pondremos la masa en un bol y lo taparemos con papel film transparente y lo dejaremos reposar durante unas cinco horas en la nevera.

Tras ello sí podremos comenzar a trabajar con la masa, extendiéndola en forma de cruz, guiándonos por la cruz que hemos hecho antes. Es decir pasando el rodillo desde nosotros hacia adelante y de derecha a izquierda.

Ahora tendremos que echar los 200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y mezclaremos con la masa y continuaremos amasando y estirando con el rodillo hasta dejar una pieza rectangular.

Volveremos a hacer otra bola de nuevo y estirándola otra vez hasta formar un triángulo, el cual debemos trocear con un cuchillo en triángulos más pequeños, los cuales iremos enrollando sobre sí mismos y dándoles la forma tradicional del croissant.

Batiremos la yema de huevo y con una brocha de cocina los pintaremos por encima, los meteremos al horno a 190 grados durante 15 minutos y después ya solo tendremos que esperar a que enfríen un poco para comerlos.

Consejos

El mejor consejo que podemos daros para esta receta es que a la hora de amasar lo hagamos sin prisa y procurando que todo quede bien amasado, este es el truco para que el hojaldre salga como esperamos.